El hombre y su esencia

Publicado en por Virginia

Aquello que nace libre y hermoso,
que camina con orgullo alzando el rostro al cielo,
alzando la vista a la perfección, desaparece tras el telón
de un teatro en el que se representa "la vida".

Aquello que es bueno y sentimentalista, lo que no concierne
al ser humano, florece haciéndonos hombres y mujeres, amantes
el uno del otro, soñadores de un futuro plagado de maravillas, atentos
del mundo que en sí mismo gira y a la vez nos engaña, manteniéndonos
siempre en pie en vez de darnos la vuelta.
Somos nosotros quienes caemos, quienes se dejan seducir por la 
corrupción y la degeneración de la moral.
Somos los que eludimos los buenos sentimientos, los que ignoran el
afecto y la comprensión, transformando al hombre en un animal vil,
mezclando ambas especies, calificándonos a nosotros mismos como
esotéricos.
Nuestra enrevesada esencia, nos imposibilita el abrirnos paso a un 
estado placentero forjado por la unión entre unos y otros, sin distinción
de color, política o religión.
Y si la malicia o el poder osa tentarnos, emplear las mejores armas que
poseamos, el amor y la palabra.

Comentar este post