Suma y sigue

Publicado en por Virginia

Comenzar tu propia vida, autónoma e inaccesible para el ajeno, requiere tal exigencia y responsabilidad que parece una meta costosa e imposible.Sentir la necesidad de volar del nido, sentirse enormemente atraído por el ‘’mundo’’ independiente, marcarse una distancia, e ir sorteando con habilidad y astucia cada uno de los obstáculos que se nos plantean, logrando así cruzar la recta final, y sentirse libre.Constatar la veracidad de cada una de nuestras acciones, demostrando la madurez en la toma de decisiones, sin preocuparse de que alguien nos interrumpa con alguna corrección, sellando los labios de un coro que nos abuchea.¿Cuál es entonces el regalo por cumplir años? el disfrute de una autonomía próxima.

Comentar este post