Y... ¿quién soy yo?

Publicado en por Virginia

No hay día en el que no piense en ti, no hay día en el que no me pregunte ‘’ ¿Por qué siempre estas ahí?’’.

El reloj me muestra con crueldad cada una de las horas en tu ausencia, mis labios me recuerdan que un tiempo atrás se unieron a los tuyos, y mis manos frías necesitan el calor de las tuyas.Podrías regresar como un soldado victorioso, deseando abrazar de nuevo a aquella mujer que seguramente te estuvo esperando, o navegar confuso y sin rumbo entre un mar de recuerdos, rescatando sólo los mejores momentos y hundiendo los que crees que no merecen estar en tu memoria.Saber que puedo o no sentir tu aliento acariciando mi cuello, tus ojos contemplando los míos, es una incertidumbre que convive junto a mi… ¿Y qué le voy a hacer?Podría esforzarme a la hora de expresar todo lo que escondo, ser paciente e intentar entender cada una de tus explicaciones, o rendirme y abandonar, afirmando cada uno de tus posibles miedos.Y en cuanto a los míos, temo arrinconarte, avasallarte a preguntas incómodas, equivocarte y que veas en mí la imagen de un espejo hecho pedazos.Sería capaz de devolverle a tu dulce cara las sonrisas que posiblemente le fueron arrebatadas… pero al fin y al cabo ¿Quién soy yo, para regalarte cosas sin tu quererlo? Una desconocida…

Comentar este post