Yo no os olvido

Publicado en por Virginia

He visto al suelo acunar los cuerpos que sin vida se dejaban caer por su propio peso, débiles y con los ojos abiertos, reflejando la destrucción que entre hombres sucedía.

De su vista contemple dolor, no por sus heridas, sino por el egoísmo de quienes se atreven a apuntarse con fuego; vi a sus hermanos, a sus hijos y mujer, como en una fotografía, sonrientes, aguardando la llegada de un héroe, que regresa a su hogar con las manos limpias de sangre.

De sus labios leí las palabras que no fue capaz de pronunciar y con miedo pronunció ‘’fui el marido de ahora mujer viuda, padre de hijos huérfanos y recuerdo de mi familia; mi muerte saciará el orgullo de mi enemigo y el honor de mi pueblo. Yo soy el peón en una tabla de ajedrez, obligado a sacrificar mi vida para defender con violencia un ideal formulado por la voz de quién perdió la cordura; a él le agradezco que mis hijos no vuelvan a sentir el calor de su padre, que mi esposa rompa en llanto cuando abrace el vacío de la noche y mi madre bese con lágrimas las medallas que me condecoraron por matar a hombres inocentes. Yo soy un soldado que besó su bandera y pereció en batalla. ’’

 


Comentar este post