Yo, peco de celos

Publicado en por Virginia

Por sufrimiento entregó vacía el alma
destronandola de un cuerpo construido sobre espinas
forjando a fuego las heridas
que ni los años se atrevieron a cerrar.

Su corazón quedó entre brasas
sirviendo de alimento, a la mentira
confirmándole a la fiera celosa, sus inquietudes
aquellas que latentes, aguardaban.

''No es amor por poseer tu cuerpo,
si no cuerpo al que pleno, me entrego y amo.
No es envidia la que de otros tengo,
sino de mí propio, al ver que mis manos, tan pronto se hallan acariciando las tuyas''

Comentar este post